ACTIVIDAD FISICA EN LA LUCHA CONTRA EL SOBREPESO Y LA OBESIDAD EN NIÑOS Y ADOLESCENTES

ACTIVIDAD FISICA EN LA LUCHA CONTRA EL SOBREPESO Y LA OBESIDAD EN NIÑOS Y ADOLESCENTES by March 6, 2016 0 comments

El sobrepeso y obesidad infantil son considerados una epidemia global, representan el quinto factor principal de riesgo de defunción en el mundo; su prevalencia se ha triplicado en los últimos 40 años. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) el 10% de los niños entre 5 y 17 años tienen sobrepeso y obesidad.

Los factores que influyen en el desarrollo de esta enfermedad son genéticos y ambientales, dentro de estos últimos se encuentran los cambios en los hábitos de alimentación y los altos niveles de sedentarismo que alteran el balance entre ingesta y gasto energético.

La consecuencia más importante de la obesidad infantil es su persistencia en la adultez y el desarrollo de enfermedades. Sobre el 60% de los niños que están en sobrepeso en el período prepuberal y 80% de los que lo están en la adolescencia, estarán en sobrepeso en la adultez temprana.

La obesidad en niños y adolescentes incrementa el riesgo de patologías crónicas como hipertensión arterial, dislipidemia, enfermedades cardiovasculares, resistencia a la insulina, diabetes tipo 2 y otras complicaciones médicas y psicológicas. Además, los niños con obesidad tienen más riesgo de síndrome metabólico (Dislipidemia: Aumento en los triglicéridos, HDL disminuido; hipertensión arterial; alteración en el metabolismo de la glucosa).

Debido a los beneficios que aporta la realización de la actividad física, diversos expertos y organizaciones internacionales recomiendan la promoción de la actividad física como estrategia para reducir el sobrepeso y la obesidad en niños y adolescentes. Niveles elevados de actividad física en la infancia o la adolescencia, especialmente de actividad física de alta intensidad, se asocian con una menor cantidad de grasa corporal total; además, los niños y adolescentes con sobrepeso, pero que poseen un buen nivel de condición física, presentan un perfil de riesgo cardiovascular más saludable.

Coinciden los autores en que cuando se combina una dieta controlada con la práctica de actividad física, se potencian mutuamente, con lo que se obtienen los mejores resultados.

Los programas de reducción de peso que tengan en cuenta la participación familiar son más eficaces. El rol de los padres y de las personas que rodean al niño y al adolescente es fundamental para reforzar las conductas positivas hacia el cambio de estilo de vida .

Es así como el tratamiento de la obesidad en los niños está enfocado a:

  1. a) Disminuir la ingesta calórica, manteniendo una óptima ingesta de nutrientes

para no afectar el crecimiento y desarrollo;

  1. b) Aumentar el gasto energético, disminuyendo las actividades sedentarias

y aumentando la actividad física;

  1. c) Estimular a la familia para que apoye al niño y se integre al tratamiento2.

Se ha demostrado un impacto positivo en los factores de riesgo cardiovascular (hipercolesterolemia, hipertensión arterial, grasa corporal, capacidad aeróbica y fuerza muscular) en niños que realizan 3 o más horas semanales de ejercicio programado, comparados con aquellos niños que sólo practican ejercicio del programa escolar.

El ejercicio físico realizado esporádicamente no aporta resultados positivos. Para lograr mejorar los resultados y por consiguiente una reducción de peso, es necesaria una continuidad en el tiempo.

Pese a la gran variedad en la duración de las sesiones y en su distribución parece que acumular más de 180 minutos de actividad física a la semana es la opción preferida por la mayoría de los investigadores. De este modo, 3 sesiones de 60 minutos de ejercicio físico de intensidad moderada a la semana podrían ser suficientes.

Los principales ejercicios que aparecen en los programas de actividad física están agrupados en tres tipos: Ejercicios aeróbicos, anaeróbicos y de flexibilidad, aunque predominan aeróbicos y anaeróbicos como los más utilizados para combatir el sobrepeso y la obesidad2. El término aeróbico significa “con el oxígeno”, y se refiere al empleo de oxígeno en el metabolismo del cuerpo o en el proceso de generación de energía. El ejercicio anaeróbico es el tipo de ejercicio que mejora la potencia y aumenta la masa muscular.

RECOMENDACIONES DE ACTIVIDAD FISICA POR EDAD6

(Academia Americana de Pediatría)

Preescolares

Juegos libres, con énfasis en la diversión. Deben ser juegos no organizados, con pocas variables e instrucciones limitadas, como correr, nadar, hacer volteretas, etc. Están en condiciones de hacer caminatas cortas con otros miembros de la familia.

6 a 9 años

A esta edad mejoran sus habilidades motoras y el equilibrio y pueden iniciar deportes organizados como el fútbol, pero con reglas flexibles, con más énfasis en la entretención que en la competencia.

10 a 12 años

A esta edad los niños son capaces de procesar bien las instrucciones verbales e integrar información, por lo que la realización de deportes más complejos (basquetbol, voleibol, etc.) es más viable. Se puede iniciar entrenamiento con pesas, pero con supervisión y usando pesos pequeños con 15 a 20 repeticiones.

Adolescentes

Pueden realizar todo tipo de deportes y pueden continuar el entrenamiento con pesas y una vez que alcanza la madurez física, pueden utilizar mayores pesos, usando la técnica adecuada.

Dra. Liliana M. Peña S.
Pediatra Universidad Javeriana

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Only registered users can comment.