Bioseguridad clínica y odontología sustentable

Bioseguridad clínica y odontología sustentable by June 14, 2017

Tradicionalmente, la bioseguridad per se es definida como el conjunto de medidas que tienen por objeto proteger la salud y seguridad personal de los profesionales de la salud y pacientes, frente a los diferentes riesgos producidos por agentes biológicos, físicos, químicos y mecánicos. Sin embargo, producto de la experiencia en este tema, desde hace un par de décadas,comencé a cambiar el paradigma e incorporar el concepto de “bioseguridad  clínica” considerando que las atenciones a la salud se realizan en un ambiente clínico que no solo las afecta sino que,además, es afectado por ellas. Por lo tanto, por extensión, su ejercicio debe proteger el medio ambiente, entrando así de lleno al ámbito de la“odontología sustentable”.

Hasta los primeros años de la presente década, eran muy pocos los profesionales que conocí an y menos aun los que practicaban esta variable odontológica ya que su alcance resultaba incompatible con el incremento exponenci al del uso de artículos e insumos dentales desechables y la falta de una adecuada gestión de impacto ambiental.

Afortunadamente, desde un tiempo a esta parte, esta tendencia se ha modificado progresiva y lentamente a medida que aumenta el número de clínicas dentales que han comenzado a beneficiarse de las ventajas del cambio de la práctica tradicional a la sustentable mediante la implementación de conocimientos, tecnologías, materiales y conductas sustentables como parte de sus procedimientos habituales de atención.

No obstante, todavía hay mucho por hacer para lograr que la totalidad de la praxis odontológica se realice en el contexto de este concepto, entendiendo las ventajas que conlleva no solo para la reducción de desechos y protección del medioambiente sino también como valor agregado a la disminución de costos en la atención.

Es el momento, entonces, de considerar la implementación de algunas medidas tan simples como:

ÁMBITO
ESPECIFICACIÓN
                                                                            
Software de administración
Digitalización de agenda, fichas clínicas, documentos clínicos, facturación, entre otros.
Eficiencia energética
Reemplazo de iluminación tradicional por luminarias “led”.
Instalación de sistema de control de equipos de climatización.
Desinfección y esterilización
Uso solo de detergentes enzimáticos y limpiadores de superficies biodegradables.
 
Uso de autoclaves que cumplan los parámetros de contaminación y sean de ciclo rápido para ahorrar energía en los procesos de auto clavado.
Ropa y artículos desechables
Uso de ropa clínica de tela esterilizadla y no descartable.
 
Disminución de uso de artículos desechables y su reemplazo por similares biodegradables y/o reusables cuando sea posible.
 
Uso de servilletas y baberos fabricados con papel reciclado.
   
Selección y uso de productos hechos de recursos renovables.
Sistemas de radiografía
Reemplazo de equipos tradicionales por digitales.
   
Control y mantenciones periódicas de los equipos radiológicos para que los niveles de radiación se mantengan tan bajos como sea razonablemente posible.
Impacto ambiental
Evaluación permanente de los aspectos clínicos relacionados con las emisiones de aire de compresores y agua pulverizada
 
   
Diseño adecuado y control periódico de los ductos de descarga de agua, líquidos y materiales residuales al sistema de alcantarillado público.
Eliminación de desechos
Establecimiento de protocolos para el correcto almacenamiento, transporte y disposición final.
 
Ubicación adecuada de depósito transitorio de residuos.
 
Uso de contenedores reciclables para residuos corto-punzantes.
 
Uso de bolsas adecuadas y diferenciadas para los distintos tipos de residuos.
 
 
Separación de residuos minerales para reciclar (ampolletas, pilas, lámparas fluorescentes).
 
Delegación de gestión de residuos en empresas autorizadas.
 
Capacitación y actualización periódica del personal en el manejo de residuos y sustancias peligrosas, con énfasis en la manipulación correcta y medidas de higiene para ejecutar tales funciones.

“Entregada la información, la invitació ahora es a innovar y transformar los paradigmas, procesos y actitudes en materia de bioseguridad, eligiendo uno los siete ámbitos mencionados y decidiéndose a incorporarlos en la práctica diaria porque tanto la bioseguridad clínica como la odontología sustentable, son parte integral de la responsabilidad profesional que caracteriza el ejercicio de la odontología del siglo 21.”

 

Dr. ENRIQUE TOLEDO CISTERNAS
Cirujano Dentista Universidad de Chile, Santiago de Chile
Posgrado Universidad de Valparaíso, Chile
Consultor y Asesor profesional
Auditor odontológico, especialista en Gestión y Bioseguridad clínica
Fundador y Gerente de GESTIÓN de SALUD, Consultoría y Asesoría profesional