PREVALENCIA DE LA ENFERMEDAD TEMPOROMANDIBULAR Y SUS IMPLICACIONES

PREVALENCIA DE LA ENFERMEDAD TEMPOROMANDIBULAR Y SUS IMPLICACIONES by October 21, 2015 0 comments

El dolor como elemento principal de asociación de la enfermedad, tiene diversas manifestaciones en el cuerpo. El dolor generado por una injuria física, como una cirugía, o el quemarnos, genera un dolor protector que busca y se enfoca en el salvaguardar los órganos o tejidos del cuerpo. Sin embargo en algunos casos el dolor es crónico y persiste mucho tiempo después de haber sufrido el daño, esto genera sobre las estructuras y sobre el cuerpo mismo una alta capacidad de adaptación al mismo y los subsecuentes daños al organismo.

Las enfermedades asociadas a la articulación de la boca o articulación temporomandibular se asocian en un grupo de patologías llamadas Desordenes temporomandibulares o DTM, e incluyen patologías musculares, articulares, degenerativas, sistémicas y neurales.

Todos en algún momento de la vida hemos pasado por alguna de estas sin tener que estar consiente de saberlo; los ruidos, chasquidos, pitidos o zumbidos en el oídos, son de las manifestaciones más frecuentes en donde podríamos estar teniendo alguno de estos desarreglos. Otras como las desviaciones de la mandíbula en la apertura de la misma, la imposibilidad de abrir lo suficiente la boca o en el caso contrario la apertura excesiva quedándose bloqueada la boca, nos dan elementos de criterio para requerir la evaluación de un especialista. Para algunas personas la condición sistémica, con enfermedades como la Artritis Reumatoidea, el Lupus Eritematoso Sistémico, el Síndrome de Sjogren, la Gota o el Escleroderma, condicionan el desarrollo de estas enfermedades en la boca también, desarrollando dolor, limitación de sus movimientos y ruidos como las crepitaciones en la articulación y aumentando las condiciones desfavorables de la calidad de vida.

Afortunadamente, muchas de estas patologías pueden ser detectadas en estados tempranos, siempre y cuando se consulte a tiempo y una vez se identifique cualquiera de estos signos clínicos. El odontólogo general como primer evaluador o diagnosticador tiene un papel importante en la remisión de los pacientes e identificación de los factores de riesgo que puedan afectar a la persona, las decisiones tomadas en ese momento puedan dictar las posibilidades de limitación del daño generado por los DTM. Muchos de los pacientes primero consultan con el médico u otorrino en búsqueda de la solución de estos malestares, sin tener ellos la solución final de estos inconvenientes y remitiendo a otras instancias. Especialistas como Rehabilitadores Orales, Cirujanos Orales o Maxilofaciales, están en capacidad de dar manejo local preventivo, correctivo o quirúrgico de la situación clínica y así disminuir la progresión de la enfermedad.

En la búsqueda de opciones terapéuticas que den solución a tantas molestias, se ha encontrado en terapias convencionales y alternativas la respuesta a esto. La medicación con analgésicos no esteroideos, relajantes musculares, opioides, benzodiacepinas y antidepresivos se usan de forma común en el manejo del dolor crónico asociado a los DTM. El ultrasonido, las terapias locales frio – calor, la acupuntura, el láser y la estimulación eléctrica (tens), son de uso localizado y análogo al uso de placas o férulas y dan la posibilidad al paciente de mejorar su condición tanto de dolor como de restricción incluyendo también su calidad de vida.

En conclusión, debemos estar siempre atentos a la aparición de cualquiera de estos síntomas y consultar a tiempo, no permitir que estas incomodidades se nos hagan el diario vivir y quedarnos sin encontrar la solución adecuada y pertinente a nuestro problema.

Enrique Aaron Mejia
Rehabilitador oral.
enriquec.aaron@gmail.com

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Only registered users can comment.