¿Qué es el Colegio Colombiano de Odontólogos?

¿Qué es el Colegio Colombiano de Odontólogos? by February 24, 2015 0 comments

Cuando recibí la invitación para participar en esta edición de la revista, llegaron a mi mente diferentes temas para escribir;  no dudé en priorizar y dar a conocer una organización que es relativamente nueva, que se encuentra respaldada por nuestra Constitución Nacional y que requiere el apoyo de toda nuestra profesión, para llegar a tener una Representatividad Nacional.

Pero, como abordar temas de leyes y normas legales, que pueden ser muy densas y poco amigables para el lector; es por eso que decidí iniciar este relato contando una experiencia vivida hace pocos días, cuando tuve la posibilidad de reunirme con unos colegas recién egresados, con los cuales sostuve una conversación relacionada con la situación actual de nuestra profesión y nuestras agremiaciones y con gran asombro y desilusión encontré que ellos egresaron con los mismos vacíos con los que yo egrese, o sea, sin un conocimiento claro de la realidad de nuestra profesión y nuestras agremiaciones, enfrentándose a una situación laboral que abusa de nuestros colegas, ofreciéndoles contratos irrisorios e indignantes. En esta reunión les hice un recuento de la colegiatura, las razones que me llevaron a pertenecer a esta organización y que es lo que queremos hacia el futuro; a estos colegas recién egresados les surgieron muchas dudas e inquietudes que yo también tuve en mi momento, las cuales voy exponer.

Me enfrente a varias preguntas ¿porque ingresé al colegio y desde cuándo se creó?; mi ingreso a esta organización se dio cuando estaba finalizando mi especialización en el año 2005, donde recibí la invitación del director del posgrado para participar en un proyecto que inició ese año, en el cual varios odontólogos de las Sociedades Científicas de Odontología, la Asociación Colombiana de Facultades de Odontología (ACFO) y la Federación Odontológica Colombiana (FOC), trabajaron para materializar una idea que se encontraba plasmada en la Constitución Nacional en su artículo 26 y era la formación de un Colegio de la profesión, al cual llamaron Colegio Colombiano de Odontólogos ( C.C.O.)

Otra pregunta fue la siguiente ¿Qué es el Colegio Colombiano de Odontólogos?, ya que este nombre era relacionado con una institución Universitaria, a lo cual les explique que son dos entidades distintas, porque esta es una asociación gremial, constituida por personas particulares se asocian con un fin común, en este caso nuestra profesión, ya que la Constitución Nacional autoriza a las profesiones legalmente reconocidas a constituir colegios, organizarse mediante ellos y se les podrán asignar funciones públicas, pero deben tener una estructura interna y un funcionamiento democrático.

Era necesario explicar qué es una Función Pública y en términos de fácil entendimiento para nosotros profesionales de la salud que no fuimos educados para manejar términos legales, podemos decir que es aquella función que debe realizar el Estado, pero cuando éste no puede realizarla en su totalidad, entonces la delega para que los particulares debidamente autorizados sean quienes puedan ejercer esa función y ese proceso se denomina delegación de función pública.

Existen varios ejemplos, pero tal vez el más ilustrativo es el de los notarios, quienes cumplen una función pública, la cual es propia del estado pero éste se las ha delegado. Las funciones públicas que serán delegadas en los Colegios están establecidas en la ley 1164 y son las siguientes:

a) Inscribir los profesionales de la disciplina correspondiente en el Registro Único Nacional del Talento Humano en Salud. (RETHUS). Esto significa que se realizará una única inscripción nacional y no será necesario registrarnos en varios departamentos para poder ejercer nuestra profesión.

b) Expedir la tarjeta profesional como identificación única de los profesionales inscritos en el RETHUS. Tarjeta profesional?? Pero si ya tenemos??, fue una observación que encontré en mis inter-locutores; pero no es así, un alto porcentaje de odontólogos tenemos un certificado de inscripción, el cual es expedido por las secretarias de salud y este documento es el que presentamos como tarjeta profesional, pero no es una verdadera tarjeta profesional con cubrimiento y reconocimiento nacional.

c) Expedir los permisos transitorios para el personal extranjero de salud que venga al país en misiones científicas o asistenciales de carácter humanitario, el permiso solo será otorgado para los fines expuestos anteriormente.

El Ministerio de Salud y Protección Social ha realizado dos convocatorias para delegar estas funciones en el año 2011 y 2012, ante esto, atendimos ambas convocatorias para solicitar las funciones públicas, pero no aprobamos porque no cumplimos con algunos requisitos.

Ante esta situación, se solicitó al Ministerio definir cuál es el proceso a seguir y ha manifestado que realizará un acompañamiento para asignar estas funciones públicas a los colegios que hemos demostrado nuestro interés por solicitarlas, pero si esto no sucede seguiremos buscando todos los mecanismos para que se realice esta delegación de las funciones públicas en el Colegio Colombiano de Odontólogos, porque no podemos permitir que la regulación y reglamentación de nuestra profesión sea delegada en otra profesión, tal como lo manifiesta el decreto 4192, que indica, que si no existe un colegio de la profesión para delegar las funciones públicas, estas serán delegada en una profesión afín; una profesión afín, puede ser cualquier colegio de otra profesión, al cual se le podría delegar nuestras funciones públicas.

Al Colegio lo han invitado a participar en temas de importancia para nuestro gremio como, Competencias Profesionales, Clasificación Única De Procedimientos En Salud (CUPS), Reforma del Código de Ética Odontológica (Ley 35 de 1989), Actualización Plan Obligatorio de Salud (POS), Alianza del Pacífico—OEA, Confederación de Colegios Profesionales de la Salud (CONFECOLSA):, Habilitación Resolución 1441, entre otros.

Como podrán observar la creación del Colegio Colombiano de Odontólogos no se originó como un capricho de algunas personas, ni por crear otra institución más de la profesión, si no por un mandato de la Constitución Nacional. Las colegiaturas a nivel mundial son consideradas como entes reguladores de la profesión, los cuales llegan a ser consultores, capaces de colaborar con el gobierno a controlar las irregularidades que se presentan al interior de la profesión, y buscar  los mecanismos para que funcionen de acuerdo a las necesidades y en pro del beneficio de la profesión. Es por eso que como colegio queremos que estas funciones públicas no sean delegadas en otra profesión y la única forma para evitar que esto suceda es demostrando que somos una entidad representativa, que cuenta con el apoyo de sus profesionales, con la suficiente madurez para asumir el auto-control, capaz de indicar las soluciones que requerimos.

Esperamos que en un futuro, con el apoyo de todos nuestros colegas, el C.C.O  sea reconocido como una entidad representativa a nivel nacional, que trabaja  unido con todas las organizaciones gremiales de la profesión, para que cada día nos reconozcan en los diferentes ámbitos nacionales, como una profesión que lucha por sus ideales y sus intereses. Atravesamos por un momento que nos obliga a estar unidos para fortalecer cada día más nuestra profesión, con la madurez suficiente para asumir nuestra auto-regulación.

Queremos y necesitamos contar con ustedes en este proceso.

Carlos Alberto Gaidos Nates
Odontólogo, Especialista En Patología Oral Y Medios Diagnósticos.
Universidad El Bosque.
Miembro Academia Colombiana De Patología Oral.
Miembro Academia Iberoamericana de Patología y Medicina Bucal
Presidente Colegio Colombiano De Odontólogos.
Presidente Confederación De Colegios Profesionales De La Salud.
E.S.E Hospital Simón Bolívar.

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Only registered users can comment.