Respetados colegas, lectores y amigos:

Respetados colegas, lectores y amigos: by January 26, 2015 0 comments

Es común escuchar y ver hoy innumerables blogs, páginas, cuentas de redes sociales donde los odontólogos nos expresamos. La interacción y la inmediatez de las ideas hoy en día han hecho que la gran mayoría de las profesiones estén evolucionando hacia una cascada de posibilidades donde los avances, la tecnología y las nuevas ideas están a pedir de boca.

La población de profesionales de la odontología en Colombia no estamos ajenos a esto y cada vez tenemos mayor participación dentro de nuestra profesión no solo en el área especializada sino también en el área de desarrollo estatal, normatividad y reglamentación de nuestro ejercicio.

Hoy quiero celebrar cómo una gran cantidad de colegas no solo están pendientes de la evolución clínica y técnica de la odontología sino también de los cambios en la normatividad del ejercicio.

El semestre pasado fuimos testigos de cómo el gobierno nacional estaba a punto de poner en marcha la Resolución 1441 (hoy derogada) que, en algunos puntos, nos afectaba considerablemente; incluso llevándonos a muchos al cierre parcial y hasta total de nuestros consultorios y clínicas sin una previa explicación, o por lo menos no discutida ampliamente por nuestro sector. Y digo esto no queriendo buscar culpables más que nosotros mismos, dado que el no leer sobre la normatividad y el no preocuparnos por la legitimidad de nuestro ejercicio casi nos hace una mala pasada.

Facebook, Instagram, Twitter, Vimeo, YouTube, la televisión y la radio fueron nuestros mejores aliados pues pudimos poner en conocimiento de la gran mayoría lo que estaba sucediendo y lo que estaba por suceder.

En los años que tengo de ejercicio como odontólogo y los muchos que llevo como espectador (dado que soy hijo de uno de ellos) jamás había visto tanto interés y preocupación por la entrada en vigencia de un ordenamiento. Una gran movilización de colegas fue decisiva y contundente para lograr algo que, dicho por muchos viejos combatientes, jamás se había visto en muchos años de trabajo.

La unión el entendimiento y el “colegaje” fueron una nueva inspiración para que algunas asociaciones y varios profesionales independientes lucharan por una misma causa y un bien concreto. Un nuevo panorama se abrió y nos mostró algo que no conocíamos o que mejor nos da miedo conocer. Y es nuestra propia capacidad de pasar de ser víctimas a ser protagonistas.

Las redes están inundadas todos los días de quejas, reclamos, inconformidades y deseos. Abrimos los blogs el Twitter y Facebook y nos encontramos con un universo de profesionales reclamando sus derechos y sus sueños; un universo que, muy a mi pesar, es tan pequeño que queda siendo minúsculo.

Todo esto puede ser porque nos da miedo exponernos ante los demás, demostrarnos y demostrar lo que valemos, lo que sabemos y esto es miedo a fracasar. Tenemos miedo a ser mejores, a romper la barrera entre lo que somos y podríamos llegar a ser. Y cuando eso pasa, lo más seguro es que no nos dejemos de preguntar: ¿Qué hubiera pasado si lo hubiera hecho?

Deseamos que los demás lideren nuestras vidas en vez de nosotros mismos hacerlo. ¿Y cree que las consecuencias pueden ser positivas? ¡Pues yo creo que no!

Ahora me pregunto: ¿Será que si tenemos metas concretas y determinadas todo este éxtasis y euforia se podrán canalizar nuevamente para que logremos sacar adelante otros temas de vital importancia para nuestra profesión?

Amigos, esta es una gran oportunidad que nos brida la globalización y la tecnología. Una oportunidad de ser protagonistas de nuestra de nuestra carrera y de comenzar a dejar huella y un camino para las nuevas generaciones de la odontología. A participar, leer e informarse no solo de los que nos apasiona sino también de lo que nos permite llevar a cabo nuestra pasión, las leyes, normas y directrices. Recuerden que somos 50,000 odontólogos, 50,000 potenciales batalladores.

¡Enhorabuena!

Dr. Jairo Quintana
Odontólogo Pontificia Universidad Javeriana
Especialista en Odontología Estética, New York University.

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Only registered users can comment.