¿Son los implantes dentales un riesgo para la salud?

¿Son los implantes dentales un riesgo para la salud? by May 18, 2017 0 comments

Durante los últimos años la realización de implantes dentales ha crecido de una manera notable y este fenómeno se ha venido presentando como alternativa más cómoda y conservadora. Ante la pérdida de uno o varios dientes existen algunas posibilidades de restauración como la confección de puentes removibles de estructura metálica, de acrílico, o de otro tipo de material que hoy ofrece el mercado. También algunos acuden a la elaboración de puentes fijos que rehabiliten espacios con ausencia de dientes, para lo cual muchas veces se tienen que tallar dientes que están completamente sanos. Esto ha llevado a buscar una tercera solución, más conservadora, efectiva y menos incómoda. Es aquí donde cobra protagonismo la implantología oral.

Los implantes son una especie de tornillos que se introducen en el hueso, sobre el cualse coloca una corona estética. Su material de confección es, en gran parte, titanio. Sin embargo, no es un titanio puro, sino una aleación que contiene otros metales como el

aluminio, el vanadio, entre otros. Ha sido tal el uso actual de los implantes en el boom de la odontología estética, que siendo un procedimiento que debería ser realizado por un especialista implantólogo, cirujano o periodoncista, hoy se dictan cursos cortos para odontólogos generales y aquí es donde radican los problemas, pues algunos no cuentan con todas las competencias para realizar un efectivo procedimiento.

¿Aún realizado este procedimiento por expertos, hay algún riesgo para la salud?

Se entiende que el experto especialista coloca los implantes bien intencionado. Seguramente desde el punto de vista biomecánico puede realizar un excelente procedimiento, con una técnica impecable. No obstante, por desinformación, al comportamiento eléctrico de los implantes y su incidencia en la salud, no se les da la importancia que merecen.

Existe una correlación de los dientes con los órganos que no se puede desconocer. No se pueden seguir considerando los dientes de una manera aislada, pues estos hacen parte de una red de interconexiones. Muchas enfermedades aparecen o se exacerban después de realizar un tratamiento odontológico, pues al llevarlos a cabo, se pueden generar perturbaciones en el sistema nervioso. Dichos efectos perturbadores pueden hacer que ciertas zonas del cuerpo se vean predispuestas a enfermar, pues éstas se comportan como puntos de menor resistencia, en donde pueden llegar a aparecer manifestaciones.

Las irritaciones al sistema nervioso, desde el enfoque de la Odontología Neurofocal, se llaman campos de interferencia y entre estos se incluyen cordales incluidas, algunos tratamientos de conductos, algunos implantes, la presencia de restauraciones metálicas en la boca, cicatrices, movimientos ortodónticos, entre muchos otros. Debo aclarar, sin embargo, que no todos los tratamientos odontológicos son nocivos. En el caso de la implantología, antes de decidir realizarse este procedimiento, se debería hacer una evaluación mucho más amplia y detallada de su situación de salud actual y de sus enfermedades pre -existentes porque no todos los pacientes aplican a implantes.

Con frecuencia, si después de un procedimiento odontológico aparece una enfermedad, el paciente consulta al médico especialista relacionado con su dolencia, pero no le cuenta al odontólogo porque, en su desinformación, no cree que haya una posible asociación entre su patología y el procedimiento odontológico; nunca lo asocia. En otras ocasiones, por ejemplo, cuando el paciente dice a su odontólogo: “Dr. después del procedimiento me apareció un dolor agudo en la columna, o una cistitis, impotencia, migraña, entre otras, la respuesta común del odontólogo suele ser: “eso no tiene nada que ver”, desligando la boca del resto del cuerpo. Es importante cuando se coloque un implante dental, que el paciente no tenga otro tipo de metales en la boca como amalgamas de plata, removibles con estructura metálica y otros porque se genera galvanismo (corrientes eléctricas). Por otra parte, por diferencia de tensiones eléctricas entre los distintos metales, se favorece la liberación de partículas o iones metálicos que generan a su vez intoxicación en el tiempo, con las consecuente aparición de enfermedades.

La propuesta es entonces realizar controles periódicos observando al organismo como un todo integrado y trabajar en propuestas investigativas que aporten soluciones más benéficas a la salud ya que desde esta mirada integradora la implantología puede ofrecer mayores aportes y soluciones.

Yosette Osorio Díaz
Odontóloga Universidad Nacional
Pionera de la Odontología Neurofocal en Colombia
Formación desde hace 28 años en diferentes ramas de las terapeúticas alternativas
Presidente de la Asociación de Odontólogos Neurofocales de Colombia

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Only registered users can comment.